11 oct. 2021

Capuchinos se quedó con el triunfo en un final para la polémica


Este domingo Capuchinos venció a Ferro en la final del Asociativo de Básquet al vencerlo 69 a 68 en un cierre infartante, que se definió con un doble a 5 décimas de segundos. Con un arbitraje muy cuestionado, se jugó una final con mucha entrega y un juego que se definió en los detalles finos.

Poque en el ganador fue el jugador del partido y el goleador con 16 puntos. En Ferro, que mostró altibajos lo mejor pasó por Melchiori (17) y Gerard (17). Muchos simpatizantes de Ferro viajaron a Concordia para alentar al equipo que estuvieron muy cerca de festejar.

En el primer tiempo Ferro pudo imponer su juego rápido y fue decisivo su efectividad desde los 6,75 con los triples de Escalada (3), Challio y Gerard.

Capuchinos neutralizó a medias a Melchiori, apelando a las faltas y desde la línea de libres respondía con efectividad. Capuchinos tuvo que darle ingreso a Langinheim que con un par de triples puso en partido a su equipo.

Ferro se fue arriba 35 a 31 al cierre del primer tiempo.

El tercer cuarto fue para el olvido, porque Capuchinos levantó su nivel con los puntos y el juego de Poque y Silva que dieron vuelta el tablero 51/49. A Ferro no encontraba el gol y no tenía acceso fácil a la zona pintada. Al mismo tiempo algunos fallos discutidos fueron cargando de faltas a sus principales figuras, que obligó a recambios al técnico.

En el último cuarto, Capuchinos seguía prevaleciendo y llegó a ponerse 10 puntos arriba (62/52) a falta de 5.27 para el cierre.

Con mucha entrega en la marca y varios robos en ofensiva, Ferro empezó a descontar junto a un par de triples de Gerard mantuvieron con vida al verde.

El verde perdía por 4 pero a 21” Ferro se puso a 1 con un triple de Alejo Challio. Enseguida Melchiori cometió la 5ª falta que le permitió a Poqué desde la línea anotar 1 y se puso 2 puntos arriba (67/65).

Ferro se quedó con la que parecía la última jugada del partido y a falta de 5 décimas Challio clavó un triple de frente al tablero y colocó a Ferro arriba por 1 (68/67). Los hinchas ya festejaban y en el banco era todo algarabía porque habían dado vuelta el partido con el último suspiro y con tres de sus titulares afuera por 5 faltas (Menescardi, Arralde y Melchiori).

Pero como en el básquet no hay que festejar antes de tiempo, en la última chance Capuchinos jugó todo a Poque y sin nada por jugar, girando en el aire, metió el increíble doble del triunfo debajo del cesto. Final y festejo para los locales y amargura de no haber podido ser en Ferro. Quedará la gran duda si ese doble fue o no válido en un milagroso cierre que solo puede tener el básquet.

Capuchinos se quedó con el título porque prevaleció en los momentos decisivos del juego y pudo controlar a Melchiori en gran parte con un juego rudo y la complicidad de los árbitros, dejando a Ferro sin su mejor jugador en su plenitud.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario