3 oct. 2020

Cómo nacieron el Club América y Nuevos Rumbos


Pocho Gómez, Coco Bentancourt y la Lorita Lambert arriba. Agachado, Jorge Andino, arquero de Nuevos Rumbos.

En la década del 50 había dos clubes que predominaban en la práctica del básquet y el fútbol en San Salvador. Ellos fueron el Club América y Nuevos Rumbos. En esta nota recordamos algunos hechos de su paso por el deporte de la ciudad.

Jorge Andino nació el 24 de febrero de 1935 en el distrito Chañar (Dpto. Concordia, hoy Federal), en una estancia llamada “María Elena”. En nuestra ciudad muchos lo recuerdan por su paso por la Cooperativa Arrocera de San Salvador, además de jugar al fútbol en el recordado Nuevos Rumbos y al básquet en el club América. Hace algunos años escribió sus memorias.

Andino falleció el 30 de diciembre de 2019, pero antes había dejado plasmadas en un papel su vida, con innumerables hechos y anécdotas que son recordadas por quienes lo conocieron o compartieron parte de su vida.

En estas líneas vamos a recordar su paso por el deporte, donde dejó una huella que muchos tienen presente.

Desde chiquito “A pesar de no tener libertad para hacer deportes, a veces me entretenía en algún potrero vecino para correr detrás de una hermosa pelota de trapo, forrada con medias de mujer, en patas, por supuesto”.

En el deporte, en la década del 50, junto a la barra de amigos como Pocho Pagola, Yiye y Quique Amaría, Miguelito Lopuzinsky, César Patigore, Miguel Sandel, Daniel Corsini, Clavito Vázquez, Ovidio Leguizamón, José María Vázquez, Poroto Carballal, Juan Carlos Vázquez, Mito López, entre otros, se nos ocurrió fundar el primer club de básquet de San Salvador que se llamó “América Básquet Club”, y cuyo presidente fue Luis Corsini. Recuerdo que con el permiso de las autoridades escolares hicimos la primera cancha en el baldío que aún existe como tal (NdR: desde hace algunos años, patio externo), en la esquina de la Escuela Nº 25, entre Avenida Malarín y F. Ramírez, frente a la panadería de Cervantes Rodríguez, donde marcamos la cancha con cal, implantamos los dos tableros de madera que hizo el Bebe López y jugábamos sobre piso de tierra.

Precisamente en la década del 50 se fundó el recordado “Nuevos Rumbos” en un hotel y pensión cuyo dueño era un señor Sigot, donde es hoy vidriería Bejarano. Sigot fue su primer presidente y como fundadores recuerdo a Diógenes Reis, Juan Carlos Gómez, el Negro Giménez, “Giro” Gilberto y Lionidas Velich, entre otros. Transcurrido el tiempo jugué en Nuevos Rumbos, en épocas que los arqueros usábamos rodilleras para no lastimarnos las rodillas.

Fui su capitán varios años y teníamos la cancha en la manzana donde se construyó el monoblock que está frente a la plaza. Uno de los arcos estaba donde es hoy la casa de Marcos Schmukler (ya fallecido) y las Melly, y en la otra cuadra, enfrente pasando la ruta, tenía la cancha Unión y Fraternidad. De las memorias de Jorge Andino / Archivo: La Semana.


 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario