29 ago. 2020

El “Tucumano” Juan Salazar y el recuerdo de la primera Pro Liga y su paso por Talleres


El fútbol de San Salvador tiene numerosas historias y hechos que dejaron un grato recuerdo. Una de ellas fue la Pro Liga Zonal de Fútbol de San Salvador y la presencia de Talleres. Uno de los precursores de la Liga y la presencia de los tallarines fue el Tucumano Juan Salazar.

LA SEMANA lo entrevistó en su peluquería ubicada detrás de la Escuela “B. Mitre” donde nos contó cómo nació la pro Liga, su paso por Talleres, e incluso el día que le arruinaron un campeonato a Unión y Fraternidad.

 

LA PRO LIGA DEL 74

La primera Liga se gestó en 1974 en mi peluquería, recordó el Tucumano Zalazar, al hablar con LA SEMANA. Como delegados estaban Alfredo o Chiquito Odiard por Independiente de Jubileo, el Beto Salkin por el colegio, Risso por Progreso, Titi Santana (Sacachispas) y yo por Talleres. También se integró Petroleros (que venía de ser campeón en Villaguay en el 73) con el nombre de Almagro, por iniciativa de Oscar Morel. En el colegio jugaban el Cancho y el Pato Gerard, el Lucho Iribarren, Flaquier, entre otros.

Después en 1975 se formó la Pre Liga donde don Jortoch fue el presidente, Mario Jourdán de secretario y Quique Bordet de tesorero.

En esa Pre Liga jugaron seis equipos: Sacachispas, el Colegio “Francisco Ramírez”, Progreso, Talleres Independiente y Almagro.

En esa oportunidad se sumaron Ferro y Unión, con todas las reglamentaciones, comisario deportivo y tribunal de penas. Al principio nos reuníamos en la peluquería, y después se hacían en la casa de Jortoch, hasta que empezamos a reunirnos en Unión y Ferro, recordó Salazar.

El primer equipo de Talleres en esa época lo integraban el Mono Melgar, Valija Caraballo, Laucha Reinoso, Tito Villalba, Torta Godoy; Pardo Abadi, Muyunga Fernández, Juan Rivarola, Rubén Hillt y el Bocha Roldán.

 Talleres 1975: parados: Tucumano Zalazar, Torta Godoy, Laucha González, Angel Rodríguez, Arrúa, Aldo Cornejo, Ramón Bordet. Abajo: Romero (jugó un solo partido), Tata Maraco (que llegó a préstamo de Petroleros) Juan Rivarola, Rubén Hildt y el Bocha Roldán.

 

COMO LLEGO A TALLERES

El Tucumano, ampliamente conocido por su peluquería, llegó a San Salvador desde Buenos Aires. Había jugado en la 5ª división de Ingenio Amalia en la Liga Tucumana de Fútbol, donde se lesionó y se fue a Buenos Aires, hasta recalar en San Salvador en el año 73 donde me invitaron a jugar en Sacachispas. Después por insistencia de algunos amigos, entre ellos el Bocha Roldán, me sume a Talleres, recordó.

El Colegio jugó solo el primer año en esta Liga y después los jugadores se fueron a otros equipos.


Otra formación de Talleres en la cancha Municipal: Meichtry, Cornejo, Laucha González, Alegre, Fernández y Cachetín. Abajo: Pico Lafuente, Canino González, el Tucumano Zalazar, Rodríguez y el Bocha Roldán.

LOBOSCO PROMETIO EL ORO Y EL MORO

Esta pre Liga duró 5 años, hasta el 79, que Lobosco de Villaguay llamó a todos los delegados de acá y desarmó la Liga prometiéndole el oro y el moro. Todos se fueron a Villaguay, incluido Talleres que tenía el apoyo de Gumersindo Ferreira y estaba el Coti Negrete de técnico. Jugamos un año y dejamos porque no se podía bancar.

Cuando Talleres había dejado y yo me había retirado me vinieron a buscar de Ferro que había bajado a la B y yo estuve como jugador de la reserva y técnico de la primera y perdimos la final con Sargento Cabral acá en San Salvador.

 

EL DIA QUE PROGRESO LE AHOGO EL CAMPEONATO A UNION

 En 1984 “vino Marcos Rodríguez para que dirigiera Progreso. En ese torneo recuerdo el día que le ganamos a Unión en la última fecha y perdió el campeonato”.

A la última fecha Unión llegó con un punto arriba de ADEV y si ganaba era campeón. ADEV le ganó a Sarmiento y si Unión empataba tenían que jugar una final entre ellos. Nuestro partido terminó después y ADEV que ya había ganado se fueron a la casa porque pensaban que nosotros le íbamos a entregar el partido. Pero faltando 5 minutos empatábamos 0 a 0. Unión nos había peloteado en el primer tiempo y el Negro Pellenc, que era el arquero de Progreso, se atajó todo ese día”, recordó el Tucumano.

“Ellos en un contragolpe se fueron todos arriba, incluido el Sapo Zapata, el Cabezón Segovia y tenían un equipazo con el Tata Segovia y el Mickey Monzalvo. Pero alguien le alcanzó la pelota a Bigote Leguizamón que era rápido y lo dejó atrás al Sapo, y se la metió al medio al Luis Paiz que entró solito y convirtió el gol”, recordó.

Más cerca en el tiempo en la Liga Zonal que se inició en el 90 tuvo la posibilidad de dirigir al Ceberss donde “formamos un equipo con muchos jugadores de experiencia

 Y perdimos el campeonato por un punto. Jugaban Antonio Aranda, el Leti González, Pirobio Pereyra, el Girga Gerard, Luis Voltolini, Morilla, entre otros.

Con Independiente también llegamos a una final y la perdimos por penales con Unión, agregó el Tucumano.

Entrevista: Fernando Rodríguez


 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario