31 ene. 2020

El “Chalo” Lisandro Segovia, a los 38 años, el gladiador del campeón



El campeón del 2019 de la Liga de Fútbol de Villaguay contó con un jugador clave en su estructura, “Chalo” Lisandro Segovia, un todo terreno que, con sus 38 años, en esta temporada tuvo un año inolvidable, siempre vistiendo la casaca 5 de Unión y Fraternidad.

YA ESTA EN LA HISTORIA GRANDE DE UNION
En estas líneas queremos hacer un reconocimiento a uno de los grandes jugadores que ha dado el fútbol de San Salvador.
Para algunos ya es el mejor jugador que ha tenido Unión en su historia, por trayectoria y porque hoy a los 38 años se mantiene inalterable en su calidad para manejar la pelota, recuperar balones, hacer relevos, e incluso llegar al área rival para marcar algún gol clave como en la final con ADEV.
Fue el conductor del equipo con su enorme experiencia. Desde el medio de la cancha, junto a Gastón Segovia, los hermanos Percy y Walter Jacob, Mauro Rey y Axel Zabala, en distintos momentos de la campaña, fueron claves en el juego y el equilibrio del equipo de Carlitos Segovia.

Pero lo del Chalo merece un párrafo aparte.
Apareció en la primera allá por el año 1996, de la mano de la dupla técnica Alfredo Iribarren – Tula Santos, que lo hicieron debutar en la Liga Zonal de San Salvador. Ese mismo año marcó su primer gol con la camiseta azulgrana, que defendió toda su vida.
Su sentimiento y amor por la camiseta ya venía desde la cuna, si tenemos en cuenta que es el hijo menor de doña Modesta o doña China Pelayo de Segovia, la hincha número 1 que supo tener Unión, y donde la mayoría de sus hijos triunfaron con la azulgrana, como es el caso del Cabezón, Paleye, Tingo, Nicomedes y Piru.
Después vendrían gran cantidad de torneos vistiendo la camiseta azulgrana, tanto en la Liga de Villaguay como en la de Colón y en la de San Salvador.
El más recordado, que lo tuvo como una de las figuras del equipo fue en el torneo provincial de 2003. Unión perdió una recordada final con Gualeguay Central y se quedó en las puertas del título.
Desde muy chico se destacó por tener un físico privilegiado, con una condición natural para jugar a un mismo ritmo los 90 minutos. Recordamos que ya por entonces, el profesor Elvio Enrique decía que el Chalo era el jugador de mejores condiciones físicas del fútbol de San Salvador. Tan equivocado no estaba, si tenemos en cuenta que lleva 23 años en primera y que con un físico privilegiado sigue siendo una de las figuras.
Comenzó vistiendo la 8 y con el paso de Horacio Díaz como DT de Unión lo ubicó en círculo central y los que siguen la campaña de Unión desde siempre, dicen que fue quien le encontró la mejor ubicación y donde mejor rindió.
Ahora no corre como antes, pero la experiencia que acumuló a lo largo de los años, lo hicieron un jugador más completo.
Comenzó como carrilero por la derecha con distintos técnicos que lo fueron amoldando hasta que llegó al círculo central desde donde aplica su sabiduría y ubicación en el campo de juego, siendo una voz de mando para sus compañeros. Habla poco, pero sus indicaciones son justas.


EN OTROS CLUBES
Su trayectoria y experiencia en el fútbol de Villaguay le permitió ser convocado para vestir otras camisetas en los torneos nacionales. Así, defendió las camisetas del Deportivo Villaguay y Barrio Sud en el Torneo Federal C y de ADEV en un torneo provincial de clubes.

LA OPINION DE SUS COMPAÑEROS
Sus compañeros del equipo campeón valoran su presencia fundamental en el equipo. En diálogo con FM Imágenes, Gastón Segovia destacó: Chalo es nuestra bandera. Lo seguimos adentro de la cancha. Es de pocas palabras, pero cuando habla es claro y los chicos lo siguen. Hay muchos chicos jóvenes que se respaldan en él porque es un ejemplo de deportista. No te falta a una práctica y tiene mucho compromiso con el club. Yo y el resto estamos muy orgullosos de tenerlo como compañero de equipo. Por ahí puede llegar hasta los 40 porque entrena muy bien.

ES EL EMBLEMA DEL EQUIPO

Todos sabemos lo que es Chalo. Tiene errores como todos, pero es el emblema del equipo. Maneja todo. Los chicos se enojan con él pero él siente la camiseta y siempre quiere ganar. Los de Chalo es algo extraordinario, remarcó Carlos Segovia, el técnico que lo dirigió este año y con quien también compartió el campo de juego en los inicios de Lisandro con la camiseta de Unión.
“Cuando empecé lo puse al Chalo en el banco” y lo respetó, agregó el DT.

LA ALEGRIA DE OTRO TITULO
“Estoy muy contento por lo que se ganó y el grupo aguantó con mucho sacrificio todo el año. Quiero felicitar a todos mis compañeros por el trabajo que hicieron para llegar a este campeonato”, declaró Lisandro Segovia luego de golear a ADEV en Villaguay 4 a 2.
Al hablar de la final con ADEV dijo: Unión no tenía que salir a desesperarse porque íbamos ganando. Era cuestión de tranquilizarse y cuando tengamos una chance concretarla porque después el partido se iba a abrir y así fue”.
Acerca de la salida de la cancha siendo reemplazado por su hijo, Benjamín, Chalo no se lo esperaba: “Cuando me di cuenta ya estaba entrando mi gurí. Contento por él y ellos son el futuro”.
Lisandro Segovia fiel a la tradición del apellido también se destaca con la azulgrana, pero con una presencia en un nivel superlativo que es difícil mantener para cualquier jugador de su edad. Seguramente, aún le queda hilo en el carretel, para continuar guiando a los que vienen de abajo pidiendo paso para ocupar su lugar.
                                                                                                             Fernando Rodriguez

No hay comentarios.:

Publicar un comentario