20 jun. 2021

Recordamos un gran triunfo de Ferro en el clásico con Unión


En un fin de semana con fecha doble en el fútbol de Villaguay, disputado en junio de 2016, Deportivo Ferrocarril se quedó con el clásico sobre Unión por 3 a 1. Esta victoria le permitió levantarse en un torneo donde venía de capa caída y dejar fuera de la carrera al título a su adversario.

Ante un buen marco de público, Julián Rodríguez fue la gran figura de la fría tarde. El delantero fue imparable y autor de dos goles del equipo dirigido por Gustavo Morén.

Después de un primer tiempo sin goles, Ferro fue subiendo su rendimiento y sacó ventajas en el complemento. Unión ya había sufrido la salida de Pablo Trepo, lesionado en el primer tiempo. A los 6 minutos Rodríguez se anticipó en un centro y abrió la cuenta. Luego vendría la expulsión de Darío Segovia en Unión por doble amarilla, y -cuando Unión insinuaba más- la aparición Block por el sector izquierdo para habilitar a De León, quien aumentó la diferencia para Ferro.

Sobre el final la visita se fue en busca del descuento que logró con una gran definición de chilena de Segovia. El local reaccionó y sobre el cierre, tras una gran corrida, Rodríguez por la derecha definió ante la salida de Conte para establecer el 3 a 1 definitivo.

Ferro salió del fondo con un gran triunfo, mientras que Unión, con cuestionamientos de los hinchas hacia su técnico, quedó fuera de carrera en el Apertura. Fuente: Archivo La Semana.



19 jun. 2021

RECUERDOS: En junio de 2016 Sportivo festejaba sus 70 años de vida


Hace 5 años, en junio de 2016, Sportivo celebraba los 70 años de vida. Hace poco llegó a los 75. No los ha podido festejar como en aquella oportunidad con una cena que reunió a la gran familia celeste. Aquí recordamos parte de ese acontecimiento, al que LA SEMANA se adhirió con una edición especial.


 En esa publicación a todo color de “La Semana” en adhesión a los 70 años del Club Sportivo, se cuenta sintéticamente parte de la historia de la institución
. Anécdotas, recuerdos, imágenes históricas y entrevistas con protagonistas de distintas épocas formaron parte de la edición especial de “La Semana”, además de un repaso de los festejos de los 50 años cumplidos en 1996 y de los 70 festejados en marzo de 2016.

Testimonios de Carlos Gómez, Tito Rodríguez, Aldo Rodríguez, Norberto Inchauspe, Pedro Suen, Sergio Makarchuk, entre otros, complementan un trabajo especial. Además, rememoramos paso a paso el título provincial de 2009, que permitió el ascenso al Torneo Federal de Básquet, y la entonces actualidad celeste.

Si todo vuelve a la normalidad en los próximos meses la entidad tiene previsto festejar de la mejor manera. Del mismo modo, desde LA SEMANA estamos trabajando para ofrecer una completa historia de los 75 años de la institución.

En la cena de los 70 años, luego de la bienvenida y el saludo de Raúl Gerard, en nombre de la institución, se dio lectura a la declaración del Concejo Deliberante de interés cultural y deportivo a los actos por los 70 años del Club Sportivo y a los agradecimientos hacia todas las empresas y personas que colaboraron en la organización.

Numerosos ex jugadores, dirigentes y simpatizantes tuvieron la posibilidad de recordar gratos momentos vividos en la institución. Podemos destacar la presencia de los ex jugadores Sergio Domené, Sebastián Taffarel, Eduardo Jacobo, Fabián Arroniz y Gonzalo Garat, entre otros, además de los históricos Pedro Luis Suen, Aldo Rodríguez, Carlos Pandiani, Rubén Rodríguez, Jorge Suen y Facundo Luna.




12 jun. 2021

FEDERICO PAOLONI: Se subió a un karting a los 4 años y logró llegar hasta el TC Pista en una campaña fantástica


Este sábado 12 de junio Federico Paoloni está cumpliendo 25 años años, uno de los máximos exponentes del deporte que tuvo San Salvador. A pesar de su juventud logró triunfar en el automovilismo nacional y, ya alejado de la actividad, es bueno recordarlo en este día especial para él que festeja sus 25 años de vida.

A los 4 años se subió a un karting y no paró más hasta llegar al TC Mouras y el TC Pista, en el 2017,  pasando por una experiencia europea en el karting. Ahora, dedicado a las tareas agropecuarias, el automovilismo es un grato recuerdo para el Fede, que en esta nota de LA SEMANA publicada en junio de 2015 nos cuenta sus vivencias en el deporte motor.

 

-¿Cómo fueron tus comienzos en el automovilismo?

-Arranqué en el karting acá en Entre Ríos, por mi viejo, ya cuando tuve edad me subí arriba de un karting. El corría. Empezamos a girar acá en el circuito de San Salvador, solo y cuando tuve edad ya debuté en el karting entrerriano.

-¿Te gustaba o era un poco porque lo veías correr a Jorge y te atrajo un poco el ruido?

-Me gustaba y también por mi viejo, pero me atraía bastante. La verdad que me divertía muchísimo arriba del karting. Lo veía como algo medio raro porque jugás al fútbol y no sentís lo que sentís arriba de un karting. Era como que eso era lo que más me llamaba.

-¿A qué edad empezaste?

-Arranqué a los cuatro años a girar y a los cinco ya arranqué a correr en el entrerriano.

- ¿Entonces en el karting fue lo primero en deporte competitivo?

-Sí, las primeras carreras, la verdad, fueron duras. Había que aprender muchísimo, era muy chico. Pero fuimos tranquilos, sabía que  tenía un gran respaldo y a esa edad no pensás mucho. Es ir carrera a carrera y después a la escuela.

-¿Jorge, tu padre, fue el que te enseñó lo principal o también anduvo Tito, el abuelo?

-Los dos. Fue como que lo más básico me lo enseñaron ellos. Primero fue todo nuestro, atendíamos el karting acá, los motores nosotros los hacíamos, fue bastante casero todo. Pero supimos andar muy bien y ganar un par de campeonatos acá.

-¿Después a dónde pasaron con la preparación?

-En 2002 nos fuimos a correr a Buenos Aires, contratamos un equipo allá por un amigo y ahí arrancó otra etapa, donde aprendí mucho con Daniel Schianni. En un principio corría con motores del equipo y cuando nos fuimos afianzando y conociendo todo empecé a usar motores de mi abuelo de nuevo.

-¿Podemos decir que el abuelo Tito tiene gran conocimiento sobre karting?

-Sí, tiene un conocimiento bárbaro y además tiene mucho empeño. Todo lo que trabaja, le da mucho tiempo, mucho trabajo y creo que eso, a la larga, hace un poquito la diferencia.

-¿Cómo evalúas esa experiencia en Buenos Aires?

-Costó, costó pero fue muy buena. Los primeros años al venir de la tierra, no estaba muy adaptado al asfalto, pero con las carreras me fui adaptando, fui tomando confianza, el equipo también me lo brindó. Corrí ahí desde los 7 hasta los 12. Después cambié de equipo de karting  de nuevo  y seguí aprendiendo hasta los 15, más o menos.



-¿Y tuviste la oportunidad de ir a Europa entonces?

-En el período 2010-2011 fuimos a Europa. Una experiencia increíble. Pude aprender muchísimo, inclusive hasta hoy en día son conceptos que sigo utilizando. También fue dura la adaptación. En  las primeras carreras fue ir y de 120 estar 118, pero aprendimos, progresamos junto con el equipo allá también. Me brindaron confianza, yo se las di a ellos, pudimos terminar haciendo podio, obteniendo una victoria y logrando muy buenos resultados en los europeos.

-¿Tanto es así que querían que sigas, que te quedes?

-Sí, la idea de ellos era que me quede un poco más, pero la verdad ya estaba un poco cansado del karting. Imaginate que arranqué a los 4, ahí tenía 14 para 15. Hablé con mi viejo de volver a correr acá, a girar en fórmula y empezar a tomar experiencia que era lo que nos iba a servir a futuro, sigamos acá o en Europa.

-¿Ahí fue donde apareció la Fórmula Renault?

-Exactamente. Ahí arrancó  primero la Fórmula 4, donde corrí hasta mitad de año y también pude tener un par de podios y una victoria. Después pasamos a la Renault, la Renault Metropolitana, donde también tuvimos varios podios. Al otro año, ya con 16, se dio la posibilidad de pasar a la Fórmula Renault Nacional, con Mariano Werner, donde también aprendí muchísimo. Fue duro el adaptarse también, pero probando mucho y con un poco de esfuerzo pudimos hacer buenos papeles.

-¿Fue el salto para las otras categorías, escalando paso por paso?

-Sí, la idea era aprender. No queríamos saltearnos ninguno. En el 2014 incursionamos en el TC Pista Mouras. Fue todo medio sorpresivo porque no nos decidíamos qué íbamos a hacer, tampoco pudimos probar. Fue tal vez un poco apresurada la entrada en el TC Pista Mouras, pero fue buena. Pudimos adaptarnos muy bien, desde las primeras carreras mostramos competividad, si bien tuvimos un poco de mala suerte, muchas roturas y nos quedábamos, fue un buen año donde aprendí mucho. Ahí me preparé para este año que la idea era pelear este campeonato del Mouras.

-¿Este año (por el 2015) que no empezó bien, por allí tenías otras expectativas para arrancar el campeonato?

Sí, en Mar de Ajó estábamos muy bien, hasta mitad de carrera venía tercero. Se rompió el auto, carrera de invitados. A Alan Rugero también se le rompe. La siguiente, de invitados también, es lo mismo, y la siguiente, solo de titulares, se me rompe en la clasificación y tuve que largar último. En eso se pone en contacto con nosotros el Gurí (Omar Martínez) para ofrecernos a principio de año un auto. La verdad que no llegamos con el presupuesto.

Después de la tercera carrera tuvimos otro contacto, donde nos habló de nuevo, pudimos llegar a un acuerdo. Ahí empezó el crecimiento que vengo teniendo en las últimas cuatro carreras hasta la  anterior que pudimos obtener el triunfo.

-¿Se nota que el auto es de otro nivel?

Sí, es el conjunto en realidad, la confianza que te da el equipo cuando estás arriba del auto juega muchísimo. Como trabajan los chicos del equipo, la verdad que es impresionante, la disponibilidad y calidad de cosas que tienen. Venimos siendo muy regulares las últimas carreras, estamos logrando muy buenos resultados. Creo que esa regularidad nos está dando una pequeña ventaja y estamos hoy en día un escaloncito arriba del resto, junto a Santero y Martín Vásquez, que son los que están peleando también por los podios todos los fines de semana.



-¿Pensabas que en tres carreras con el auto del Gurí Martínez ibas a llegar tan rápido a lo alto del podio?

-Ni siquiera el podio. La verdad que me sorprendió ya la tercera carrera subir al podio en La Plata. Sabía que tenía un gran auto y muy buen potencial, pero no lo esperaba tan rápido. Las cosas se fueron dando, nos fuimos adaptando muy bien, el auto me respondió, yo estuve a la altura de las circunstancias y se logró todo lo que se fue logrando.

-¿Qué papel cumplieron en esta trayectoria dentro del automovilismo tu padre, tu familia?

-Son todo, son los que me han bancado desde que arranqué, en las malas, en las buenas, incondicionalmente. La verdad que siempre tuve un apoyo muy grande de ellos. Nunca me soltaron la mano y eso me formó muy bien como persona y como piloto. Fue duro tal vez los años que no estábamos acá con mi viejo, que nos íbamos a Europa constantemente y mi madre se quedaba con mi hermano, sola. Pasaron muchas cosas en el medio, que la verdad que a la familia no es que le afectó, pero se siente un poco. Me han bancado en todo y estoy muy agradecido a ellos.

-¿Qué significan en tu vida el apoyo, el aliento y por ahí también los retos del abuelo Tito?

-Mucho también (risas). Fue uno de los que me incursionó en esto. Puso muchísimo esfuerzo cuando estábamos en el karting para poder hacer andar los motores que quería hacer él y que logró hacer andar. La verdad que muchísimo de todo esto también se lo debo a él, porque creo que gracias a él hoy estoy donde estoy.

-Sabemos que es un gran esfuerzo económico, que mucho depende de eso saber hasta dónde se puede llegar, pero ¿seguramente vos tenés algún sueño algún día llegar a algo más o vivís el presente?

Tenemos los pies sobre la tierra, sí, pero estamos proyectando. La idea es seguir trabajando así. Hoy en día en lo que pienso es en carrera a carrera en el Mouras y tratar de agarrar la mayor experiencia posible y tratar de tener los mejores resultados.

-Sería un sueño poder llegar al TC. No estamos muy lejos, estamos a dos escalones y del segundo escalón, que es el TC Pista no estamos muy lejos. Ya tuvimos muy buenos resultados este año que si sigue todo bien obtendríamos el pase, pero hay que ver también el tema presupuestario y otras cosas.

Fuente: Fernando Rodríguez /  Edición Especial 35 años de LA SEMANA.

11 jun. 2021

“Debajo de ese techo pasé parte de mi vida y también se criaron parte de mis hijos”, dijo emocionado Orlis Joannas


Por estos días no está pasando un buen momento porque la salud le está jugando un partido diferente. Estamos hablando de don Orlis Joannas, un hombre que lleva la sangre de Unión en el corazón. En oportunidad de festejarse los 50 años del club se le hizo un merecido reconocimiento imponiendo su nombre a la cancha de bochas de la institución.

Hoy, a los 83 años, busca ganar su partido más importante, arrimando como solo él lo sabía hacer, o pasando el rolo para que la cancha quede perfecta. Ojala supere este trance y pueda seguir disfrutando de las alegría que le dará su querido Unión.

En estas líneas recordamos ese momento donde se homenajeo a Orlis Joannás, lo que fue reflejado en las páginas de LA SEMANA.

 

ORLIS JOANNAS, RECONOCIDO POR TODOS LOS BOCHÓFILOS

En la noche del sábado 3 de abril de 2004, la Subcomisión de Bochas del Club Unión y Fraternidad tuvo a su cargo el acto mediante el cual procedió a denominar "Orlis María Joannas" a su cancha de bochas.

Del reconocimiento participaron numerosos dirigentes, simpatizantes y amantes de las bochas de distintas instituciones de la ciudad, que se reunieron para homenajear a un hombre que hizo cosas importantes por el club, reconocidas en vida.

 

BIENVENIDA Y RECONOCIMIENTO

En primer lugar el presidente de la Subcomisión de Bochas, José Luis Kloster, dio la bienvenida a todos, destacando luego que "hoy es uno de los días más importantes de la vida de este club, su cumpleaños número 50. Cómo no habría de serlo, si se tiene el orgullo de decir que ha transcurrido medio siglo de una labor incesante, de puertas abiertas en la sociedad que lo vio nacer y crecer, y de cientos de niños, adolescentes, mayores y mujeres que han transitado por sus instalaciones como jugadores, socios o simpatizantes, desempeñándose en distintas disciplinas, o simplemente alentando al azulgrana".

Por eso -continuó diciendo- es que la Subcomisión de Bochas quiso decir presente con este modesto acto para recordar y homenajear a tanta gente que siendo amante del deporte blanco ha transitado por todos los clubes con la insignia del Club Unión en el pecho. Sí, a todos, sin distinción alguna. Hayan ganado o perdido. Con grandes triunfos o simplemente hayan participado porque todos fueron, son o serán dignos representantes de este club", remarcó.

"Seguramente a muchos de los presentes les viene a la memoria los inolvidables momentos vividos gracias a las bochas, cuanta gente que de una u otra manera tuvo que ver con este deporte y con este club que trabajó desde levantar paredes hasta vender una rifa para recaudar fondos para comprar un juego de bochas. También aquel jugador que le dedicó tantas horas de su vida y que defendió con garra el buen nombre del club en cuanto torneo participó. No queremos dar nombres porque seguro caeremos en el error de la omisión, porque hoy no cuenta para nosotros el que trajo grandes títulos, o trofeos, sino todo aquel que supo llevar con dignidad nuestra camiseta, y mostrar fuera y dentro de la cancha, si es por encima de los resultados, el mejor triunfo es el honor", manifestó.

Por último Kloster señaló que con este humilde acto pretendemos llegar a todos los que estuvieron y están para agradecer tanta entrega; y para los que vendrán para que sepan llevar a este deporte y este club en lo más alto, conscientes que entre todos vamos a aportar para hacer más grande aún al Club Unión y Fraternidad.

Acto seguido, el presidente del Club, Rubén Rey, y el homenajeado, Orlis Joannas, descubrieron la placa colocada al ingreso de la cancha, ante el cerrado aplauso de todos los presentes y emotivas felicitaciones para Orlis

 

ESTO NO LO ESPERABA, DIJO ORLIS, QUIEN VIO NACER Y CRECER A UNIÓN



Joannas pidió la palabra y dijo que "esto no lo esperaba. Se lo agradezco de corazón a todos los que tuvieron esta decisión. No lo esperaba porque quizás hay muchos que se merecen esto", aclaró.

Recordó después que "por Unión he luchado prácticamente desde los comienzos porque lo vi nacer a Unión. Luché siempre, no digo debajo de este techo, pero sí desde el precario techo que teníamos en el cual tuvimos muchas satisfacciones, muchas alegrías. Debajo de ese techo pasé parte de mi vida y quizás también se criaron parte de mis hijos. Hoy tengo la satisfacción de verlos a ellos que todos luchan por los mismos colores. Por los colores de Unión", indicó.

Orlis Joannas recordó después "un día que nunca me voy a olvidar: un triste 3 de noviembre de 1976 estando acá tomé la decisión de dejar Unión un tiempo”.

Estaba preparando una cena para el Club Sportivo y había quedado solo, me sentía cansado, tenía mis hijos chicos, me hice una cuadra y me fui hasta la casa de mi padre al mediodía. Le dije que vine de una disparada porque estoy preparando una cena para Sportivo. Y que andás haciendo, me pregunta. Le digo entonces que voy a dejar Unión. Qué estás diciendo, me dijo". Después de explicarle que no había tenido problemas con nadie y que estaba un poco cansado de estar solo le expresé "me quiero dedicar un poco a mis hijos", lo que fue aceptado por él.

"Lo único que me pidió es que no se fuera resentido y que algún día no venga a jugar a las bochas en contra de Unión. Sería muy triste para mí, me dijo. Y tenía razón. Lo mismo le digo hoy a mis hijos, a mi familia. Si algún día tienen que defender algún color, que sean los de Unión. Como creo que lo hacen hasta ahora, en las bochas, en el fútbol, en el ajedrez, en todos los deportes que ha tenido Unión", afirmó Orlis Joannas.

Después recordó que "bajo de este precario techo coseché muchos amigos, tuve muchas satisfacciones. Tuve suerte de tener grandes compañeros al lado mío, he ganado muchos campeonatos, he perdido más, pero siempre siendo buen perdedor, que es importantísimo, es un consejo que me han dado y que hoy se lo digo a la gente joven".

 

ESTO ES UN SUEÑO



"Nosotros tuvimos una subcomisión donde trabajamos porque teníamos la ilusión de tener un techo así. El otro techo no iba más, era muy precario. Entonces se hicieron unas rifas. Con el primer dinero que obtuvimos resolvimos comprar las chapas. Sacamos precios de todos lados y compramos 1.970 pies de chapas y las dejamos al lado de la cancha de bochas hasta que la Comisión Directiva las ubicó. Todos me acompañaron en gran forma y no pudimos llegar a esto, pero después la directiva colaboró y se llegó", relató.

Para Orlis Joannas ver la cancha con su techo nuevo "era un sueño". Una noche se le acercó "don Lorenzo Camino, a quien le dije que me cuesta creer ver esto. Sí me dijo, a vos nomás te cuesta creerlo. Vos tal vez no perderías la esperanza, porque sos joven, pero yo que soy viejo no soñaba esto. Y si muero, muero contento. Ese era uno de los hombres que trabajaban", remarcó.

En el fútbol de Unión, recordó Orlis, anduvo prácticamente desde que se inició, cuando tenía la cancha enfrente de la actual sede. En esos tiempos "cerrábamos la cancha con bolsas, donde cocíamos bolsas hasta la 1 o 2 de la mañana en el fondo del bar San Martín, a veces comiendo una parrillada y trabajando, abriendo y cociendo bolsas, todo a pulmón, con sacrificio", concluyó.



9 jun. 2021

Luis Voltolini mostró su impronta en nuestro fútbol


Luis Voltolini con la camiseta del Ceberss integrando el equipo en la Liga Zonal de Fútbol.

Voltolini había llegado a San Salvador desde Paraná a fines de la década del 70 y tuvo un paso por Petroleros. En esa época fue parte de un equipo de alto nivel futbolístico que integraban el Mono Melgar en el arco; Tatán Morínico, el Sapo Zapata, Cachile Petit y Paleta Sillen; en el medio el Lucho Iribarren, el Perro Morínico, Chiviro Yeri; arriba el Cancho Gerard, Voltolini o el Gringo Mohr y el Girja Gerard.

Luego que se disolvió Petroleros pasó a Unión y Fraternidad y fue parte del plantel que ganó el Bi campeonato en 1981 en la Liga de Villaguay. Siguió en Unión hasta el 85 aproximadamente.

En el 90, en comienzo de la Liga Zonal se sumó al Ceberss, equipo con el que jugó varios años, siendo además técnico del equipo con Mario Zubizarreta.

Voltolini mostró su juego inteligente de mitad de cancha hacia arriba. Pausa, buen trato de pelota, creatividad y también con llegada al arco rival, fueron algunas de las cualidades de uno de los muy buenos jugadores que pisaron nuestras canchas.